15/1/14

Número cuatro: El burdel

«La vida me convirtió en una puta,
Ahora yo haré del mundo mi burdel»
Y lo estoy cumpliendo,
Vivo como marginado entre los plebeyos,
Los que me miran con recelo y odio lastimero.
Bufo de ellos, pero lloro en silencio;
Sólo el viento escucha
Mis sonidos asimétricos.
Si no puedo disfrutar, nadie lo hará;
Pero yo hago a otros gozar,
Y nada tiene de malo,
De día vivo en el armario,
De noche soy un vampiro
Que busca cuellos para alimentarse.
No sé cuál sería el problema,
Aunque a la luz del sol no soy una fiera,
Me escondo entre sonrisas,
Y algunos juegos y bromas pesadas,
Entre cabellos largos,
Mi cabello corto no encaja,
Tampoco mis palabras

Entre las personas que me hablan.

0 travesuras :

Publicar un comentario

© Cuna traviesa , AllRightsReserved.

Designed by