19/1/14

Espejismos escamados, colmillos envenenados.


“Te añoro, serpiente envenenada: con todas tus dulces palabras, con esos palacios que flotaban, anclados en el aire, como nuestros propios cimientos”



Mientes y te enroscas
Siseas y sonríes
Tus escamas 
Hermosura encarnan
Tus palabras
Una utopía dorada
Una fortaleza alada
Falsa y cristalizada
Aristas reventadas
Afiladas
Abandonadas
Cimientos en la nada.


Para vosotros, espejismos escamados, seguid esperándonos en el camino, afilad los colmillos y entrenad la sonrisa, romped y dejad solo cristales rotos... 

Quien a la nada se dedica, en nada se transforma.

0 travesuras :

Publicar un comentario

© Cuna traviesa , AllRightsReserved.

Designed by