19/8/13


Una princesa, un príncipe y un dragón es todo lo que se necesita para contarte un cuento. Pero, ¿qué hace la princesa besando el cielo? Ay, pobre pequeña, que el azul no es oro, ni las nubes doradas. Y, ¿por qué corren las campesinas aterrorizadas lejos del monarca? Ay, pobre desgraciado,  que las gallinas no caen en su agujereada red. ¿A quién pertenece ese precioso cantar? Ay, pobre dragón, que no le dejan ser juglar.

No los mires extrañado, aquí eso todo es común, te encuentras en un país de fantasía enrevesada. Donde la joven pelinegra ha de trabajar lavando la ropa, porque es una cabeza hueca. En el cual, el muchacho debe suplicar por una prometida, porque posee una cara horrenda. Y el dragón vuela al son de la música, porque no consigue emanar fuego de sus fauces.

0 travesuras :

Publicar un comentario

© Cuna traviesa , AllRightsReserved.

Designed by