19/8/13

Número uno: un miserable.



Son muy claras las palabras
Que se guardan en el silencio,
O en el altar de la pobreza,
Donde no todos son unos nobles.
Algunos son canallas,
Que mienten y modifican todo lo que tienen,
Y lo que saben,
Y lo que les falta,
Para obtener un poco más de comida.

No es su culpa, ni la de los demás,
Pero entre la oscuridad, uno se alza,
Entre la falta de comida, que soporta,
Aguantando el hambre y las heridas,
Lo que le viene detrás, y vendrá.
El que se alza,
Viene para alumbrar.

0 travesuras :

Publicar un comentario

© Cuna traviesa , AllRightsReserved.

Designed by