23/2/13

Bienvenidos.


Introducción.

El sombrero que voló.

                Sus piernas se balanceaban en el vacío que separaba el suelo de la rama donde permanecía recostada, sus ojos y nariz cubiertos por un negro sombrero de copa mientras sus labios, coloreados aquel día de un intenso color morado, dejaban ir una tranquila y regular respiración que podría haber engañado a cualquiera que no la conociera, induciéndolos a la ingenua creencia de que dormía apacible cual dulce bebe.

         Mas dentro del sombrero su verdosa mirada permanecía entreabierta, observando las letras que bailaban y saltaban por el fondo negro de su idolatrado y amado sombrerillo.

         “Y entonces el sombrero voló, y su dueña desesperada lo siguió”

         Las palabras se formaron ante sus ojos, que se abrieron del todo, mas no hubo tiempo de reacción, el viento fuerte cual huracán la empujó, haciendo que de las piernas quedara colgada y su amada chistera volara, arrastrada sin remedio por aquel aire azul eléctrico.


         Y colgada de cabeza la Sombrerera rio y aplaudió, una nueva historia iniciaba hoy.

0 travesuras :

Publicar un comentario

© Cuna traviesa , AllRightsReserved.

Designed by